La expresión creativa al servicio del equilibrio,
desde una mirada antroposófica.

El ser humano ha pintado antes de escribir. El arte es una facultad expresiva propia de cada uno de nosotros, desde siempre. Muchos juicios y prejuicios y a veces la misma educación scolastica nos alejan de esta libertad expresiva y espontánea. Recuperarla, es de por sí sumamente sanador. Mi formación es desde el ámbito de la Antroposofía, que aporta una mirada muy completa y profunda sobre el ser humano.

No es necesario tener conocimientos previos de arte, ni siquiera que a uno le salga bien, solo tener el anhelo de experimentarse a través de la expresión creativa. Lo importante deja de ser la obra final, para dar protagonismo a la relación entre el consultante y la actividad que está realizando.

La terapia artÍstica es el proceso de sanar con una expresión artística guiada. Esta práctica nos permite transitar procesos sanadores, rodeados por lo bello, apelando a lo sensible, envueltos en delicadezas de colores y materiales.

Permite descubrir aspectos propios ocultos, sin analizar demasiado en un plano mental; es un proceso equilibrado y completamente integrado. El consultante puede manifestar artísticamente aquello que le es imposible mediante la palabra, que surge de su mano de manera inconsciente y sin control racional, y una vez puesto afuera opera una transformación y lleva a tomas de conciencias profundas. De esa manera, gracias a ejercicios guiados, conecta con espacios internos y transforma con la propria acción creativa.

El terapeuta se enfoca en el proceso que vive el consultante mientras realiza la actividad, y observa lo que se va manifestando, para acompañar con los ejercicios más adecuados al proceso de la persona consultante.

El objetivo de esta disciplina es abordar el arte con una mirada terapéutica.

A través de técnicas como: dibujo con tizas, pasteles oleosos o lápices, modelado con arcilla, pintura con acuarela, costura, narración de cuentos, observación de obras, y más, el terapeuta conforma un recorrido para que cada tratamiento sea personalizado.

Este procedimiento es realizado de manera integral en encuentros presenciales, pues hay una cualidad muy peculiar del color, de la textura, de la modalidad en que cada persona crea, que es observable interamente en presencia física. Sin embargo, hay mucho que también se puede realizar online, y que tiene una eficacia terapéutica no menor.

Yo suelo además, tanto en el ámbito presencial como online, combinar ejercicios artísticos con Memoria Celular.

One thought on “Arteterapia

  1. Pingback: Qué hago

Deja un comentario

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.